Bicicletas de Montaña

Las bicicletas de montaña tienen su origen en los deportes de aventura, se inventaron para poder acceder con ellas a cualquier terreno abrupto reduciendo el riesgo de pinchazos y caídas que se tenía cuando se pretendía entrar en este tipo de terrenos con bicicletas de carretera no especializadas. Con el paso del tiempo estas bicicletas se han hecho muy populares y ya no se utilizan exclusivamente por deportistas en busca de aventura, hoy en día las bicicletas de montaña están al alcance de cualquiera que quiera disfrutar de un paseo en bicicleta en cualquier situación, que varía desde las más extremas hasta los paseos por caminos tranquilos. Eso sí, nunca en carretera, ya que las ruedas y las llantas podrían sufrir al salir de su medio.

Montaña

Consultar disponibilidad
Consultar disponibilidad
-15%
Consultar disponibilidad
549,00 466,00
Consultar disponibilidad
Consultar disponibilidad
5.00 sobre 5
549,00
Consultar disponibilidad

Las bicicletas de montaña son más resistentes que otras bicicletas, ya que deben aguantar golpes y baches durante el camino. Por este motivola suspensión es mayor, todas las bicicletas cuentan con suspensión en la rueda delantera e incluso algunas tienen también amortiguación para la rueda trasera. Además, todos los elementos son más resistentes, especialmente el cuadro, los cambios y las ruedas. Las ruedas suponen un gran cambio con respecto a las ruedas de las bicicletas de paseo o de carretera, son mucho más anchas y su principal característica es que cuentan con un grueso dibujo que evita que la rueda resbale en agua o barro. Muchas de estas bicicletas pueden utilizarse en nieve sin correr peligro de caídas por resbalón.

Los caminos rocosos son el medio en que mejor se desenvuelve una bicicleta de montaña ya que para recorrer estos caminos es para lo que fueron creadas. Por este motivo estas bicicletas son muy resistentes no solo a las rocas, también a otros obstáculos que se puedan encontrar en el camino como troncos o raíces de árboles. Estas bicicletas están pensadas para que el ciclista sufra lo menos posible, notando mucho menos los baches en las rodillas y muñecas gracias a la amortiguación.

Todas las bicicletas de montaña cuentan con cambios de velocidad que permiten que el ciclista se adapte al terreno en el que circula, el cambio de marchas facilita el ascenso en determinados momentos y ayuda a sortear algunos de los obstáculos que se puedan encontrar en el camino.

Existen varios modelos diferentes de bicicletas de montaña cada uno apropiado para un tipo de uso, por lo que es importante elegir el modelo más adecuado para nuestras necesidades y así poder sacar el máximo partido a la bicicleta.

Las bicicletas cross country están pensadas para ir por terrenos abruptos siempre a máxima velocidad, la característica principal de este deporte. A pesar de estos orígenes, esta bicicleta se suele utilizar también para hacer recorridos más tranquilos y a menor velocidad, más apropiado para ciclistas aficionados. En este caso la bicicleta suele ser más rígida y cuenta con suspensión.

Los modelos All Mountain se adaptan tanto a recorridos a altas velocidades como a tramos en los que la velocidad disminuye y la mayor atención debe prestarse a superar algún obstáculo concreto.

Para los amantes de pedalear en terreno realmente complicado las más apropiadas son las bicicletas enduro, especialmente pensadas para realizar complicados descensos en montaña a alta velocidad.

Las bicicletas para descensos están reforzadas y no están pensadas para pedalear, cuesta mucho hacerlo en este tipo de bicicletas. Con ellas hay que bajar a toda velocidad y dejarse llevar intentando evitar el pedaleo. El modelo freeride se fabrica especialmente para realizar descensos en los que también hay zonas para pedalear, por lo que son bicicletas más ligeras y que cuentan con una buena suspensión.